jueves, 13 de septiembre de 2018

El arte que esconden las polleras

Confeccionar polleras y lucirlas es todo un arte que tiene sus secretos, sobre todo porque se trata de un estilo de falda plisada de hasta 50 cm de largo. Para hacer una pollera se utiliza más de tres metros de tela por modelo, tiene tres alforzas horizontales alrededor de la falda y una basta de entre nueve y 10 centímetros.“Estos detallesrequieren una costura tan delicada que no debe dejar suelto ni el mínimo detalle”, dice Martha Mamani, costurera y comerciante de prendas para cholitas en el mercado La Pampa de Cochabamba.

Como ella, decenas de puestos se extienden por ese sector prácticamente especializado en telas, fustes, blusas y polleras para las mujeres.
Caminar por ahí es como trasladarse a otra dimensión donde aún se hallan utensilios artesanales, cestos, kimsacharañas, tullmas, mantillas, aretes y otros objetos criollo-mestizos.

Pese a la existencia de polleras en Tarija, La Paz, Cochabamba y Chuquisaca, se trata de una prenda española, heredada desde la época Colonial, al igual que los sombreros que hoy se lucen como si fueran autóctonos, explicó a Los Tiempos el maestro Mario Leyes Méndez, cuando perfeccionó el vestuario del Ballet Folklórico que dirigía.

Y aunque esta vestimenta resistió 500 años, ahora la moda “imperialista” desplaza de a poco lo típico en las ciudades y también en el campo.

“Así como ya no se encuentran los sombreros de yeso de antes, tampoco hay muchas cholas que vistan a sus hijas con pollera. Las están convirtiendo en chotas. Aquí mismo, en la cancha, fíjese señorita, las imillas prefieren pantalones, buzos y vestidos. Ya ni siquiera quieren trenzar su pelo”, dice mamá Constanza, una abuela de pollera que a sus más de 70 años cuida celosa los baldes de mocochinchi (hervido de durazno) que vende para su sustento diario.

La venta de la ropa americana y china se ha extendido en el país y ha afectado directamente a los artesanos y confeccionistas.

“Polleritas para chicas menores de 10 años ya casi no se hace. Sólo a pedido porque más se tarda en vender”, explica doña Marta, mientras cuelga su colorida mercadería, que no es barata.

Una pollera festiva llega a costar entre Bs 1.000 y 1.200 y una de diario hasta Bs 300; la diferencia está en la cantidad de pliegues de tela, el largo y el estilo.

Las blusas, centros (enaguas) y mantillas son el complemento infaltable para lucir estos bellos trajes femeninos.

En Quillacollo, hay tres asociaciones de textileras que se ganan la vida costurando los atuendos tradicionales. Las llaman “guardianas” de la indumentaria campesina yse acomodan en la calle Santa Cruz(cerca de la plaza del Estudiante)para ofrecer su mercadería. Sus principales clientes son los pobladores que llegan de la zona andina como Arque, Bolívar y Tapacarí, o del valle bajo como Vinto, Sipe Sipe, Parotani, Capinota, Colcapirhua y Tiquipaya.

Las blusas están adornadas con encajes, botones de perlas y chispas brillantes y valen hasta Bs 200.

Para el confeccionista y vendedor de polleras, Juan Eduardo Arnez, la moda para vestir a la chola cochabambina evolucionó y se adaptó a todo gusto.



SOMBRERO DE YESO


Desapareció del mercado. Hoy sólo se fabrica a pedido en un par de talleres artesanales en el valle alto.


BLUSA DE ENCAJE


Las coquetas blusas de las cholitas llevan bordados o se fabrican con tela de broderie.


POLLERA TABLEADA


Se confecciona con mucha tela por los pliegues y tableados. Las hay de colores y de diversos materiales y precios

----

Ancestral vestimenta del valle.



ENAGUA CAMPANA

Siempre es blanca y se confecciona en tela de algodón. Algunas llevan encaje de broderie

----

Imprescindible para el atuendo.



FUSTE TUBO

Centro blanco confeccionado en estilo tubo con tela de algodón y broderie.

----

Esta ropa interior es muy fina.










Diseñadora Schütt&Schütt

Fotógrafo: Andrés Herbas

Locación: Iglesia de la Merced

Modelo: Belén Méndez Schütt

MUA: Mónica Vargas Make Up

Peluquería: Oxígeno Asesores de Belleza



Schütt&Schütt nace de la fusión entre la vasta experiencia de más de 30 años de la reconocida y talentosa diseñadora Chichina Schütt y el valioso aporte en el diseño, asesoría de imagen y posicionamiento de marca que le dio Paola Schütt, comunicadora social y asesora personal

Diseñadora Carla Quiroga

Fotógrafo: Andrés Herbas

Locación: Casona Santiváñez

Modelo: Vanesa Vargas

MUA: Adriana Espinoza

Peluquería: Jhosselyn Morales



Es propietaria de CQ (Ready to wear) y desarrolla propuestas de diseño con innovación textil para cada temporada. Seleccionada entre los mejores diseñadores nuevos emergentes por el British Fashion Council - Londres/ Inglaterra, en 2015, muestra su trabajo en revistas nacionales e internacionales.



FUSIÓN

Mezcla de la línea de alta costura con un outfit inspirado en la vestimenta típica de la mujer cochabambina, utilizando telas de aguayo, colores brillantes y accesorios tradicionales. ANDRÉS HERBAS


Diseñadora Ivana Sánchez

Fotógrafo: Andrés Herbas

Locación: Pasaje de la Catedral

Modelo: Ingrid Landin (Agencia Ivana Sánchez)

MUA: Bianca Mitlmeier

Peluquería: Bonnie Mitlmeier



Diseñadora de modas, publicista, maquilladora y asesora de imagen personal. Estudió en la Universidad de Belgrano de Buenos aires, Argentina. Ha participado a lo largo de 15 años de desfiles y presentaciones varias, apareciendo en publicaciones nacionales e internacionales.


LUCHADORA


Pantalón que muestra la autoridad y la presencia de la mujer cochabambina combinado con un top moderno con tablas, rescatado de las blusas cochabambinas de antaño. andrés herbas


Diseñadora Vivi Mercado

Fotógrafo: Danilo Balderrama

Locación: El Pueblito

Modelo: Camila Fuentes (La Meson) y Diana Verduguez

MUA: Oxígeno Asesores de Belleza

Peluquería: Oxígeno Asesores de Belleza



Diseñadora de Inacap de Santiago de Chile; su trabajo es original y creativo con base en diferentes texturas y textiles. Ha presentado sus colecciones en innumerables pasarelas como Bolivia Moda, Amazonía Moda, Chicas Premier y Cayara Potosí, entre otras.


CLÁSICA


La fusión de telas y tejidos artesanales se impone en este diseño que refleja el donaire y figura de la mujer valluna que se caracteriza por ser orgullosa de su identidad cultural. ANDRÉS HERBAS


Diseñador Gonzalo Plaza

Fotógrafo: Danilo Balderrama

Locación: Plaza Principal de Cochabamba

Modelo: Patricia Rodríguez (LaMeson)

MUA: Teresa Peña

Peluquería: Teresa Peña, Salón y Gabinete de Belleza



Diseñador con estudios en Argentina, se distingue por concebir prendas únicas que engalanan la alta costura nacional, deslumbrando por su impecable elegancia en fusiones pensadas para mujeres imponentes.



COMBATIVA


Inspirada en la historia cochabambina, esta propuesta ha sido trabajada con una mezcla de materiales reciclados y mucho trabajo a mano, amor por el color, el arte y la moda. DANILO BALDERRAMA


Diseñadora Isabel Block

Fotógrafo: Danilo Balderrama

Locación: Casona Mayorazgo

Modelo: Kerley Lindenmayr

MUA: Teresa Peña

Peluquería: Teresa Peña, Salón y Gabinete de Belleza



Creó hace 14 años la marca Índice, un sueño personal a través del cual plasma sus creaciones que ha presentado en colecciones de alto nivel y en las pasarelas más importantes de Bolivia, entre otras.


SENSUALIDAD


Combinando creppe de seda y guipiure, este traje de alta costura lleva bordados y flecaduras que se utilizan en la manta típica de la región. Se complementa con las tullmas. DANILO BALDERRAMA