viernes, 18 de agosto de 2017

Un desfile solidario que rinde frutos económicos


La cena solidaria organizada por las Aldeas de Niños del padre Alfredo fue un éxito rotundo. Unas 300 personas se dieron cita para ayudar y disfrutar del desfile de Las Más Bellas de Bolivia, de Promociones Gloria.

La cita fue en el hotel Los Tajibos y el costo de la cena fue de 50 dólares. Se recaudaron aproximadamente 15.000 dólares entre los asistentes, según informó a SOCIALES Bilma Candia, representante de dicha fundación.

Además, cinco cuadros del reconocido pintor Mamani Mamani fueron subastados en 35.000 dólares. Mario Cronenbold, Martín Dockweiler, Julio, Rolando y Adalid Novillo se llevaron las obras de arte.

"Estamos impresionados y agradecidos con los resultados. Nosotros manejamos ocho proyectos para los que se necesitan aproximadamente 90.000 dólares mensuales. Así que lo recaudado nos ayudará mucho", explicó la portavoz.


jueves, 17 de agosto de 2017

Cuando el verde impone estilo


La décima versión del Moda Green se viene recargada. Por primera vez, el evento de moda ecológica extendió su invitación a diseñadores nacionales e internacionales que quieran exhibir sus creaciones en materiales biodegrables.

Creativos de Tarija, Sucre, La Paz Cochabamba y Santa Cruz ya confirmaron su participación en la pasarela. Los que no lo hicieron aún, tendrán hasta el 26 de agosto para anotarse. Esa misma fecha será el casting de modelos

En el marco de esta 'fiesta amigable con la naturaleza', los modelos Nadia Peralta, Romina Trotto, Romy Paz y Matías Machado paticiparán en una sesión de fotos "extravagante". "Queremos mostrar que se pueden hacer atuendos de fiesta en materiales como Garabatá y tela de gasa de gusano", compartió Diego Benítez, el coproductor del evento.

La cita está marcada para el 12 de octubre, a partir de las 20:00, en la Manzana Uno.


lunes, 14 de agosto de 2017

Etnomoda en pasarela



/suplementos/mia/VC-Fashion-School-Alejandra-Laguna_LRZIMA20170807_0043_3.jpg
VC Fashion School Bolero verde con bordados florales va con la falda dorada con rayas verdes. Es un diseño de Alejandra Paz. Foto: Pedro Laguna
474 266
/suplementos/mia/Potosi-Pedro-Fedora-Foto-Laguna_LRZIMA20170807_0044_3.jpg
De Potosí El diseñador Pedro Fedora propone un vestido negro, con mangas de tul transparente. Va con un gorro tipo montera del thinku y un collar étnico. Foto: Pedro Laguna
474 266
/suplementos/mia/Incaica-Vestido-Fragmentos-Pedro-Laguna_LRZIMA20170807_0045_3.jpg
Incaica Vestido de tela de oveja y alpaca con detalles al estilo de una princesa inca en pasarela. La prenda es de Fragmentos. Foto: Pedro Laguna
474 266
/suplementos/mia/Ancestral-Fragmentos-Foto-Pedro-Laguna_LRZIMA20170807_0046_3.jpg
Ancestral Fragmentos, con una manta de antaño da un aire de dama antigua a la modelo. Foto: Pedro Laguna
474 266
/suplementos/mia/Drapeado-Flecos-Herrera-Pedro-Laguna_LRZIMA20170807_0047_3.jpg
Drapeado Flecos en mangas, y volados y drapeados de la pollera de chola en un traje de Nayra Herrera. Foto: Pedro Laguna
474 266
/suplementos/mia/Chapaco-Fabiola-Flores-Tarija-Laguna_LRZIMA20170807_0048_3.jpg
Chapaco Fabiola Flores se inspira en Tarija con este vestido que lleva capa guinda y bombín en tonos lilas. Foto: Pedro Laguna
474 266
/suplementos/mia/Fusion-Fragmentos-Foto-Pedro-Laguna_LRZIMA20170807_0049_3.jpg
Fusión En Fragmentos se combina aguayo con tul. El chal es de lana de oveja y alpaca. Foto: Pedro Laguna
474 266

1 / 7

Etnomoda en pasarela Fotos: Pedro Laguna

La Razón (Edición Impresa) / Àngela Villafán

00:00 / 10 de agosto de 2017

Detalles que caracterizan las diferentes culturas del occidente boliviano destellaron en los trajes que diversos diseñadores propusieron en uno de los desfiles que agrupa a los talentos, el Ch’ukuta Moda 2017.

Los estilos también fueron variados, aunque el etnochic selló la velada. Éste fusiona los elementos propios de una cultura con modelos y cortes exclusivos y elegantes. Uno de los fanáticos de ese look fue Pedro Fedora, diseñador cochabambino que presentó su colección Fragmentos, y la colección Ecléctica de VC Fashion School también siguió esa tendencia que se lució en pasarela.

Fedora, experto en combinar texturas como la lana de oveja y la de alpaca, al igual que telas de aguayos andinos con terciopelo o materiales nobles como la seda, logró una variación de tonalidades oscuras donde las prendas tuvieron un característico aire cultural, pero sincronizado con las tendencias internacionales.

“Me inspiré en fragmentos de las vestimentas de las culturas bolivianas, como la potosina, incaica, andina, para aplicarlos a la ropa normal y crear una etnomoda con un look de 1800, cuando se usaban mantas de vicuña y seda”, detalla Fedora.

Las diseñadoras de VC Fashion School, escuela de diseño, se inspiraron en la cultura paceña, donde los tejidos y las técnicas de confección aplicados en la vestimenta de la chola paceña fueron incorporados a prendas modernas, contemporáneas y actuales, visibles en su colección denominada Ecléctica.

“Usamos telas como brocado, seda india, gasa cristal, además de flecos y tullmas, esas que usan las cholas en sus trenzas, para decorar nuestras prendas y así destacar la identidad para ser parte de la moda moderna”, indica la docente de Diseño Dennis Nardini. Esta escuela pretende ser un semillero de diseñadores “que realcen lo boliviano y lo transporten a la modernidad”, dice su directora, Daniela Claure.

Diseñadores: Pedro Fedora Colección ‘fragmentos’ y de VC Fashion School: Fabiola Flores, Araceli Maldonado, Johanna Henry, María Claudia Álvarez, Alejandra Patzy, Nayra Herrera, Marian peraza, Alejandra Paz, Alejandra Costa. Colección Ecléctica

Modelos: Elite Model Fashion y VC Fashion School

Maquillaje: VC Fashion School

Producción: VC Fashion School y GAMLP






jueves, 10 de agosto de 2017

Pachamama fusiona arte y moda

Diseños inspirados en los cuadros del pintor boliviano Mamani Mamani forman parte de la nueva colección limitada de Asarti, bajo el concepto de la diseñadora Nicole van Diemen.

Las prendas fueron creadas como un tributo a la madre tierra y las obras del pintor se plasman en coloridas paletas de tonos intensos como rojo, azul, amarillo, verde y el infaltable negro, tejidas con las más finas fibras de alpaca y algodón pima.

van Diemen apunta que detrás de cada novedoso diseño se encuentran talentosas tejedoras, quienes se encargan de realizar las exclusivas obras de arte.




martes, 8 de agosto de 2017

Papingo Maminga, la moda como instrumento de comunicación

Deslumbran con cada colección que presentan en el BOMO, una de las pasarelas de moda más importantes del país. Su propuesta es exquisita e innovadora. La marca, que lleva cinco años en el mercado nacional, no tiene un estilo definido, explican sus fundadores Daniel Ghetti y Marco A. Gutiérrez, aunque destacan que sí saben muy bien lo que quieren reflejar en cada colección. “Es como si tomaras un poco de irreverencia, arte, vaguardia, rock, grunge y lo mezcles a punto de nieve”, explica bromeando Ghetti.

“Papingo Maminga nace desde nuestra inquietud de intentar desuniformar nuestra sociedad. Iniciamos el proyecto con PAPINGO, creando ropa masculina y ante el pedido de las novias de nuestros primeros clientes fue que nace la idea de crear MAMINGA”, acota Gutiérrez.

Ambos coinciden en que siempre han estado amarrados a las tradiciones, costumbres y raíces bolivianas.

“Siempre intentamos rescatar algo de nuestras tradiciones, puesto que creemos que la moda es un instrumento de comunicación. De esta manera, nos recordamos a nosotros mismos de dónde venimos y a estar orgullosos de ello”, explica Daniel.

Gutiérrez recalca que su especialidad es hacer un corte a nuestra realidad o resaltar un “algo”. “Por lo general, nos inspiramos en situaciones o personas de nuestra cotidianidad, jugamos con esto y lo llevamos a otra realidad. Así como lo hicimos con ‘2k50’ nuestra colección ready to wear de Invierno 2017, en la que nos imaginamos cómo seríamos los bolivianos en el año 2050. Un futuro en nuestra visión”, agrega.

Por otro lado, en la colección Pret a Couture de Invierno 2017 “Que se rinda su abuela”, Ghetti explica que rinden homenaje a los bolivianos, a sus héroes, a su gente y a su tierra. “Incluso se hace una crítica al abuso y saqueo extranjero de nuestras riquezas, siempre bajo el humor sarcástico que nos caracteriza”, añade.

Los fundadores y artífices de estas geniales creaciones comparten su secreto de cómo reinventarse. “Hay que ser como ‘caballos cocheros’. Esto significa no mirar a los lados, analizar la competencia y la no competencia, filtrar las críticas entre lo que es constructivo y lo que no; ser fieles a nuestro estilo siempre, esta es la principal clave de la reinvención”, subraya Daniel.

La moda, como toda industria, presenta desafíos en el camino y más aún en Bolivia, un país en la que está en crecimiento. Al respecto, Gutiérrez manifiesta que hoy por hoy emprender es toda una azaña para los jóvenes diseñadores. La falta de materia prima, la falta de incentivo a la confección nacional, las medidas impositivas y el comercio informal son algunos de los factores que afectan a su industria. “Sin embargo, cuando haces lo que amas, como es en nuestro caso el diseño, los obstáculos pasan a un segundo plano”, agrega.

La principal sucursal de Papingo Maminga está ubicada en el Ventura Mall (Santa Cruz), también tienen un atelier donde citan a sus clientes para prendas más sofisticadas y de gala. En los próximos meses, tienen planificada la apertura de la multimarca “Quilombo” en Cochabamba, en la que su Papingo Maminga tendrá presencia.




Asarti, colecciones con historia y colores bolivianos

Por: Adriana Trigo y Mónica Luján

Fotos/ Daniel Mariscal//

Modelo/ Bélgica Suárez

Con el objetivo de mantener la tradición ancestral del tejido en fibras especiales de alpaca y algodón pima, nació hace 38 años Asarti. Una marca versátil y muy colorida que fusiona tonos de colores para crear nuevas mezclas y prendas de trabajo manual intenso.

“Detrás de cada prenda hay muchas horas de trabajo y dedicación. Por lo tanto, producimos colecciones limitadas y exclusivas. Asarti exporta en cantidades limitadas internacionalmente a Dinamarca, Alaska, Australia, Inglaterra, Estados Unidos y Holanda. En Bolivia, tenemos una boutique en Cochabamba”, explica Nicole van Diemen quien es la diseñadora de Asarti y propietaria de la marca junto a su esposo, Jester Hoek.

“He crecido en este ambiente de lanas, colores y tejidos, lo que me ayudó mucho para realizar mi estudio de Diseño de Moda en Ámsterdam. Ahora estoy muy contenta de volver a Bolivia y poder seguir adelante con este hermoso emprendimiento y con un compromiso personal muy profundo”, cuenta Nicole, hija de los fundadores de la marca Jacobus van Diemen y Augusta Rivera Rodríguez.

“Detrás de cada colección hay referencias a una historia, cultura y color propia de Bolivia y de los Andes”, enfatiza van Diemen y asegura que su objetivo es mantener viva una cultura andina de técnicas de tejido ancestrales de mucha habilidad manual. “Este es un reto del cual estamos muy orgullosos y por suerte, el mundo está cada vez más conciente de la importancia de volver a nuestras raíces y apreciar nuestra esencia”, añade.

Una de las últimas novedades de la marca fue crear una fusión de arte y moda. Asarti y Mamani Mamani unieron fuerzas en una colección única, inspirada en los cuadros del reconocido pintor en torno a la Pachamama, la madre tierra. “Plasmé sus obras de arte en paletas coloridas, tejidas con las más finas fibras de alpaca y algodón pima, creando una moda artística y novedosa”, indica.

“Hay tanta belleza en el mundo, tanto arte y color que la inspiración es infinita”, cuenta a M de Mujer. Nicole manifiesta que para crear toma elementos de la naturaleza, especialmente de los ambientes y escenarios que existen en Bolivia, así como plantas y flores exóticas. “Para darle acento a las colecciones, también me inspiro en motivos etno culturales, que tienden a ser figuras más geométricas. Por ejemplo, el arte andino tiene una riqueza de abstracción muy grande, como muchas otras cultural del mundo”, concluye.



LO DIJO:

“El mundo está cada vez más conciente de la importancia de volver a nuestras raíces y apreciar nuestra esencia”

Nicole van Diemen



Made in Chola, sombreros con estilo

Una marca que nació en Bolivia y se expandió a Argentina y Uruguay. Made in Chola dio sus primeros pasos el 2013 con una producción completa desde ropa hasta sombreros, pero con el tiempo fueron adaptándose a su producto más vendido y que los representa: los sombreros de fieltro de lana. La primera tienda fue abierta en Cochabamba, ahora también tienen showrooms en La Paz y Santa Cruz.

Al año, la marca tiene planificado comercializar en Estados Unidos vía online y en multi stores. “Ahora estamos en el desarrollo de muestras para introducir carteras y sandalias de fieltro de lana con llantas recicladas y poder comercializarlas en EE UU”, cuenta Natalia Vila, quien fundó junto a Nahuel Borges (su pareja) Made in Chola, un juego de palabras erradas en un inglés mal hablado, una forma de decir hecho por chola. “Todo el concepto nació de un chiste que hacía con mi madre…sentía que tenía el contexto de Bolivia, un lugar con muchas cultura y raíces”, cometa Vila.

La estética de la marca se basa en levantar el look regular y apagado, con colores vivos en un accesorio. “Nuestra manera de mostrarlo es con modelos de diferentes etnias o rasgos más propios de nuestra cultura”, detalla.

La marca está dirigida a mujeres y hombres de distintas edades y creencias, con un afán por la moda, distinguirse del resto y resaltar con su propio estilo, indica Natalia.

“Nuestra proyección es llegar a ser una marca internacional con una amplia gama de productos, trabajados con materiales naturales”, comenta Natalia y adelanta a M de Mujer que en su nueva colección se enfocarán en un proyecto reciclado. Aceptan donaciones de jeans y otras telas de sastrería que ya estén listas para irse a la basura, ellos las transforman en gorras y boinas. Las personas que donan la ropa se quedan con un producto de la colección o un 50 por ciento de descuento en la compra de otros productos. Así que uno de sus principales productos para el 2018 es el denim.

“Nosotros somos representantes y un punto de venta en Argentina para que el diseño boliviano se conozca y vaya creciendo. Lastimosamente, se tiene una idea de que en Bolivia no existen estas cosas y es justamente lo que estoy tratando de demostrar como erróneo e incentivar a otros diseñadores a expandirse”, concluye Natalia, quien junto a su socio y pareja realizan sus propias producciones para campañas, ya que además de compartir su afición por la moda, son fotógrafos.